“Ayuda a la iglesia necesitada es un símbolo de comunión y fraternidad con la Iglesia que sufre”

Cardenal Bergoglio, actual Papa Francisco

La Fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia Necesitada tiene su sede social en el Vaticano y su sede central en la localidad alemana de Konigstein. El Papa Benedicto XVI la elevó a rango de Fundación Pontificia el 4 de noviembre de 2011.