Oficina Internacional Brasil

En la dinámica del amor, Ayuda a la Iglesia Necesitada en Brasil surge tras la petición del Papa Juan XXIII de ampliar hasta América la misión de socorrer a la iglesia pobre y perseguida iniciada por el padre Werenfried van Straaten en 1947. Esto fue posible gracias a muchos beneficiarios que, según expresó el padre tocino, como también era conocido el sacerdote Werenfried, sintieron una alegría profunda y verdadera en sus corazones al poder ayudar a quienes más lo necesitaban.

La miseria, precariedad, la falta de libertad religiosa, la discriminación y la persecución violenta a causa de la fe, impiden que la iglesia católica pueda cumplir su labor evangelizadora en muchas partes del mundo. Ayuda a la Iglesia Necesitada en Brasil se une a esta obra que llega a más de 60 millones de personas necesitadas y hostigadas por su fe.

La oficina brasileña de Ayuda a la Iglesia Necesitada contribuye con los 5.000 proyectos que año tras año desarrolla esta fundación pontificia y que benefician a 140 países.

En el área pastoral, estos proyectos van desde la formación de los seminaristas, sacerdotes y religiosos; la provisión de material catequético; construcción y reconstrucción de iglesias y capillas; el transporte de los religiosos; hasta la financiación del proceso de rehabilitación de drogodependientes. Ayuda a la Iglesia Necesitada en Brasil también ofrece ayuda a los jóvenes granjeros y a los misioneros en la Amazonía, a los que provee de embarcaciones.

Ante el drama de la emigración, y para dar un futuro de esperanza a miles de personas, y entre ellas cristianos, Ayuda a la Iglesia Necesitada en Brasil les ayuda con la construcción de escuelas y hogares especialmente en Oriente Medio y otros lugares. 

Ayuda a la Iglesia Necesitada en Brasil lleva adelante esta obra humanitaria y espiritual que es la misión de la Iglesia: estar cerca de los necesitados, los pobres y los excluidos.

Oficina Internacional

Brasil

http://www.acn-brasil.org/